martes, 29 de diciembre de 2015

la calima II

Para que la luz se pueda tocar existe la calima. Un espejismo de arena que materializa los rayos solares: cortina  de la insolación. De este modo, la isla atrapa la corteza de la luz y el sedimento de las nubes. Guarda en su amanecer gotas de brillo y ahogamiento. Explica el vacío.

No hay comentarios: