domingo, 21 de junio de 2015

la memoria o el recuerdo

Todo viaje terminado se abre paso en el presente. Para ello, tenemos dos formas de recuperarlo: la memoria y el recuerdo. 
En la memoria aparece de forma activa. Somos capaces de acudir a él, de revivirlo visitando sus fotos, los paisajes, revisando sus cuadernos. Lo miramos desde afuera.
El recuerdo de un viaje no se aloja en la memoria, sino en los sentidos. Supone un viaje sensorial, interiorizado. Un olor, un sonido o un sabor nos lo devuelve, lo materializa. Aparece a su antojo. Viaja por dentro de nosotros. 

Nos hicimos viajeros con él: él se identificó con nosotros.