sábado, 28 de marzo de 2015

desde barataria

Es una fórmula matemática relativamente fácil. En la isla, si una cafetería tiene éxito, si se llena desde la mañana hasta la tarde, no es por su café. No. Con toda seguridad no es ese su secreto. Para que una cafetería funcione aquí debe tener un café repugnante. Porque en la isla las cosas no suceden como deberían. El buen café no determina la buena cafetería, pero el buen bocadillo o el buen dulce... ¡sí! Perdí la cuenta de las cafeterías que quisieron innovar apostando por una marca de café italiano, la duración del negocio fue de menos de un año. Para el insular, el buen café debe saber a un agua negra en vaso de cristal y si es posible aderezado con leche condensada. La cafetería se convierte en lugar de cháchara, nunca de tertulia o de lectura, eso es un sueño, tal vez un crimen. Así somos y así nos va, decía la canción.¡Hasta aquí llega el olor!





sábado, 14 de marzo de 2015

la intemperie y el mar


"... que la intemperie y el mar colaboren conmigo; lo que yo no supe hacer, los dedos del viento lo concluirán, y las sales oceánicas, al rozar la piedra, le infundirán una tristeza que yo no supe darle. Mi obra nunca estará completamente bien antes de cien años. Yo la veo vieja, muy vieja, y envuelta en el torbellino de espumas de un golpe de mar, yo quiero que los huracanes más fuertes se rompan ululando contra ella, yo sueño que "Mi Galdós" llegue a confundirse con el paisaje y parezca una roca."


Victorio Macho, 1922

viernes, 6 de marzo de 2015

cronopaisaje

El viaje transita el tiempo. Como cronopaisajes, los viajes se abren al ayer y al mañana en regiones que reclaman su parcela de memoria y de invención. Vuelven, caminan, deambulan, preparan, imaginan, proyectan... No quedan inmortalizados en el instante de la foto, ni en el laberinto de los mapas. Permanecen en movimiento siendo hoy, siendo mañana, siendo ayer. Siendo.