sábado, 7 de mayo de 2011

el pasajero bastante

El viaje nunca termina.
El pasajero infinito
del otro lado, imagina
gozoso llegar, ahíto
de solitaria bravura;
árbol de luz, hermosura
sideral, crece despacio;
el gran bosque diferente
cubre invisible el espacio
verdadero: inexistente.


Manuel Padorno